La Mega Música
Musica Regional Mexicana- Al Aire
Derecho y Corrupción

Siguen investigaciones sobre muerte de inmigrante jamaiquino

por Hugo Marín (hugo.marin@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Un inmigrante jamaiquino murió en un confuso incidente tras recibir nueve disparos mientras compartía con cuatro hombres blancos en una remota cabaña en el condado de Venango. Su nombre era Peter Spencer, vivía en Pittsburgh, se dedicaba a la construcción y fue invitado por un excompañero de trabajo a dicho lugar para lo que se suponía fuera una noche de campamento.

La persona que le disparó fue la misma que le hizo la invitación. En la escena se encontraron armas y drogas; sin embargo, la fiscalía del distrito en jurisdicción tipificó el caso como defensa propia.

La investigación por parte de las autoridades del condado de Venango se basó explícitamente en los testimonios del agresor y los tres otros acompañantes, quienes fueron los únicos testigos. A raíz del incidente, no hubo ningún arresto. 

No obstante, a finales de marzo, el abogado de la familia de Spencer, Paul Jubas, realizó una conferencia de prensa en la que cuestionó el proceso investigativo, y acompañado del respetado patólogo forense Cyril Wecht, presentaron evidencia en el cuerpo de Spencer, indicando que este intentaba huir de los disparos. Un ángulo que cuestiona la teoría de “defensa propia”. 

De acuerdo con el relato de Wecht, quien practicó una segunda autopsia al occiso, Spencer recibió un total de nueve disparos, cinco de ellos por la espalda. Hecho que a su juicio profesional no es cónsono con el acto de repeler una agresión. 

Según se desprende de la investigación, Spencer estaba haciendo disparos al aire con su rifle AK-47, actuando de forma errática y violenta. Los testigos dijeron que este, al igual que ellos, habían estado consumiendo alcohol, marihuana y hongos psicodélicos.

Cuando Spencer supuestamente apuntó con el rifle a su amigo, el hombre que lo invitó, este sacó una pistola y lo mató, alegando a los investigadores que creía que Spencer tenía la intención de matarlo a él y a los otros tres invitados. 

El 15 de marzo de 2022, el fiscal de distrito del condado de Venango dijo en conferencia de prensa que el hombre –quien no fue identificado– tenía justificación para dispararle a Spencer en defensa propia.

El abogado Jubas cuestionó la veracidad del recuento por parte del testigo principal, ya que este dijo a investigadores que también había consumido hongos psicodélicos, pero al realizarle un estudio toxicológico, no presentaba evidencia. 

La prueba de Spencer reveló psilocina y rastros de fentanilo, un aspecto que para Jubas levanta dudas de si Spencer fue drogado.

Jubas cuestionó, además, la reputación del pistolero, ya que posterior a la investigación, se reveló que este hombre había sido arrestado en el pasado por haber vendido la droga éxtasis a un oficial encubierto. 

Durante la conferencia de prensa, Jubas destacó que se agiliza una investigación federal y mostrará que el sospechoso estuvo involucrado en un comportamiento delictivo. 

“Esperamos una acusación. Está claro que el sospechoso estuvo involucrado en las mismas cosas en las que el fiscal de distrito alega que estuvo involucrado el Sr. Spencer, lo que lo descalifica del reclamo de defensa propia”, explicó el abogado.











 
Advertisement

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar