Música
11:00 am-3:00 pm Al Aire
Salud

Derrames cerebrales y sus factores de riesgo

por Hugo Marín (hugo.marin@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Uno de los aspectos más preocupantes de las afecciones cerebrovasculares es que la comunidad hispana se encuentra entre los grupos étnicos más vulnerables a sufrir de un derrame cerebral. Con relación a este alarmante dato, el Dr. BJ Hicks –neurólogo especializado en condiciones cerebrovasculares y presidente de la junta directiva para la región del oeste medio de la Asociación Americana del Corazón y la división de Derrames Cerebrales– habló sobre los factores de riesgo.
“Este hecho generalmente va vinculado a condiciones médicas que a menudo encontramos en la población latina como la diabetes, sobrepeso u obesidad y altos niveles de colesterol. Casi un 50% de hispanos adultos –en los EE. UU.– padecen de obesidad, esto eleva las probabilidades de desarrollar diabetes y colesterol alto. De acuerdo con nuestra investigación, en este país hemos visto que los latinos tienden a sufrir de obesidad y diabetes a una edad más joven”, explicó el Dr. Hicks.
En adición, indicó que “la alta presión arterial y el cigarrillo son dos grandes factores que impactan a nuestra gente”, alertando que, en la comunidad médica, a la presión alta, se le define como “el asesino silencioso”. “La persona puede andar por ahí sin saber que tiene problemas con su presión arterial. Si esta sube a niveles demasiado altos puede causar un colapso en los vasos sanguíneos y por ende un derrame cerebral”, advirtió el Dr. Hicks.
También dejó claro el impacto negativo de fumar. El cigarrillo “produce una acumulación de residuos que resulta en obstrucciones vasculares” conduciendo de igual forma a que una arteria pueda reventar.
Por otro lado, el especialista destaca “dificultades sociales, económicas, el racismo institucional y malas condiciones de vida” como elementos que pueden contribuir a que la persona hispana sea propensa a sufrir de enfermedades cerebrovasculares.
“Los latinos están expuestos a lo que denominamos como ‘determinantes sociales de salud’. Esto incluye los entornos laborales de la persona, si están durmiendo lo suficiente, el estado de su vivienda y ambiente vecinal. También su seguridad y niveles de estrés, todo esto puede afectar directamente la salud e incrementa las posibilidades de un derrame”.
El Dr. Hicks lamenta que, aunque la Asociación Americana del Corazón trabaja duro para erradicar todo factor de riesgo, su meta es difícil de alcanzar. No obstante, “para contrarrestar nuestra vulnerabilidad”, sugiere que “llevemos una dieta saludable baja en sodio, carnes rojas, así como reducir el consumo de carne de cerdo y comidas fritas”. Recomienda meriendas de frutas y nueces, comer vegetales verdes, cocinar con aceite de oliva y aumentar la actividad física.
Los derrames cerebrales y las condiciones cerebrovasculares son la quinta causa de muerte en los EE. UU. y uno de los principales causantes de discapacidades severas a largo plazo. Cada año, aproximadamente 800 000 personas mayores de 25 años son víctima de este mal. Para obtener información fidedigna y datos científicamente comprobados sobre condiciones cerebrovasculares, usted puede visitar la página en español de la Asociación Americana de Derrames Cerebrales: www.Stroke.org/Rapido.

------------------
*Este artículo es la segunda entrega de una entrevista que hizo La Mega Nota al Dr. BJ Hicks, neurólogo especializado en condiciones cerebrovasculares. El Dr. BJ Hicks es también presidente de la junta directiva para la región del oeste medio de la Asociación Americana del Corazón y la división de Derrames Cerebrales.
---------------
El sobrepeso, la alta presión, el cigarrillo y niveles elevados de colesterol pueden conducir a un derrame cerebral. La prevención se basa en mejorar hábitos alimenticios y la actividad física. El verano provee un buen entorno para correr y utilizar la bicicleta como método de transporte. (CC/Ed Yourdon)

Advertisement

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar