Música Regional
5:00 pm-11:59 pm Al Aire
Comunidad

“No cruce el puente”, una frase común en Pittsburgh

por ANGELO CAVICCHIONI (angelo.cavicchioni@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

PITTSBURGH, Pensilvania — Una frase común entre los ciudadanos de Pittsburgh, es “Don’t cross the bridge” (no cruce el puente), cuatro palabras que componen un lenguaje callejero y fácilmente pueden confundir a cualquier turista. 

Pero la jocosa advertencia hace total sentido en el contexto que se presenta, porque es un lugar donde los puentes son tan familiares como ir al supermercado: 446 exactamente es la cifra actual registrada de estas estructuras, tres más que en Venecia, Italia.

Puede que al escucharla considere que es una frase despectiva, no obstante, aquí descubrirá las maravillas que se encuentran en ambos lados del puente, para que sea usted mismo quien decida si cruzar o no.

El significado de este modismo es sencillo, una comparación entre la gran ciudad, referenciado por el centro “downtown” y las zonas periféricas. Pero si hablamos de él, debemos decir que es el epicentro del comercio, rascacielos, plazas y miradores espectaculares como Point Park o Mount Washington. 

Es también la excusa perfecta para disfrutar de encuentros deportivos en los estadios de fútbol, hockey sobre hielo, béisbol y baloncesto, además de visitar los teatros y los museos Heinz History Center, Carnegie o The Andy Warhol, entre más de 12 que se encuentran en esta zona.

Y si, por otro lado, le gusta disfrutar de la movida nocturna, se destacan la gran cantidad de discotecas en las zonas de Strip District y South Side, espacios que cada vez más están adoptando por utilizar ritmos latinos en sus establecimientos.

Ahora, en las afueras podrá vivir una experiencia literalmente opuesta, pero que conserva su encanto, donde a pesar de las complicaciones de movilidad, en trayectos frecuentemente largos, si prefiere experiencias más tranquilas como un partido de golf, podrá hacerlo en los diversos campos que existen, incluso en el Oakmont Country Club, donde se han hecho torneos internacionales.

Si de naturaleza se trata, nada mejor que un paseo por Duff y Boyce Park que en invierno se convierten en campos de exhibición para demostrar habilidades con el “skateboard” y los “skis”, o realizar senderismo en el Westmoreland Heritage Trail para conectarse completamente con la Pachamama.

Mark Winski un “pittsburgher”, término adoptado entre locales para referirse a los ciudadanos autóctonos, asevera que –aunque prefiere hacer vida en las afueras por el poco tráfico y ruido que puede tener– el downtown está lleno de lugares mágicos para visitar y disfrutar de la diversidad de la ciudad de acero.

Los buses del transporte público son una gran opción para el traslado de forma económica.

Sin duda, Pittsburgh es un lugar para realizar un sin fin de actividades, todo dependerá del ánimo del día y el presupuesto designado.

Es una región que garantiza a sus visitantes memorables recuerdos, en los que muy probablemente estará incluida una espléndida vista cruzando alguno de los puentes.

En ediciones siguientes, exploraremos curiosidades en la región. 

¡Disfrute su próximo recorrido!

 

--------------------

FOTO: (La Mega Nota/Ángelo Cavicchioni)





 

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar