Las Movidas de La Mega
11:00 am-3:00 pm Al Aire
Hogar

¿Pesada de nance, piña o maracuyá?

por Yahaira Webber (yahaira.webber@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Desde pequeña crecí viendo como mi abuela preparaba la tradicional “pesada” de nance, un postre panameño que se puede comer caliente o frío y de igual manera sabe delicioso. 

Se hace con el jugo concentrado de este fruto tropical exótico, mezclado con azúcar y maicena que se cocina a fuego lento hasta lograr una textura cremosa parecida al atole cuando está caliente, y al flan cuando se sirve fría.

En Panamá, el nance se recoge directamente de su árbol, luego se lava, se envasa en una botella con agua y puede durar hasta un año. Aquí lo venden en establecimientos hispanos o en la sección de frutas congeladas de algunos supermercados. 

Si me piden que compare la consistencia del postre con alguno estadounidense, bien pudiera afirmar que se parece al relleno del “pie” de limón. 

Siempre me acostumbré a esperar que la pesada estuviera lista, y mientras mi familia la degustaba caliente con queso blanco y leche evaporada encima, yo prefería meterla al refrigerador, descubriendo que de un día para otro sabe mejor.

Con la pasión que siento por la cocina, créame que nunca había preparado con mis manos este postre típico porque mi abuela era la encargada, y por más de una década mi “mami” ha mantenido su receta, recordando anécdotas de juventud y consejos para esta delicia panameña que es patrimonio folclórico.

Cuenta como cosechaban una fruta silvestre muy ácida llamada “piro” de una planta parecida a la piña –ya extinguida– que crecía en el “monte”.

“El piro crecía silvestre de la misma forma que la piña; era un fruto pequeño, alargado, de color morado, ácido y dulce a la vez, con un sabor ‘indescriptible’. Decía mi ‘mama’ que cuando se acabó el piro, entonces empezaron a usar piña”, recordó.

La pesada también se puede hacer con otras frutas tropicales como maracuyá (passion fruit). El secreto es que el jugo esté lo suficientemente ácido para cuando se le agregue azúcar, maicena o harina se logre un punto agridulce perfecto.

 

PESADA DE NANCE

Ingredientes

4 tz. de nance natural o congelado (2 bolsas)

¼ tz. de azúcar

¼ tz. de leche evaporada o condensada

(*si usa condensada, debe bajar la cantidad de azúcar) 

3 tazas de agua

¾ tz. de harina o maicena

Preparación 

  • Colocamos los nances en una licuadora usando el agua de su botella. (*En el caso de la fruta congelada, agregamos un poquito de agua). Luego colamos agregando agua para facilitar el proceso.

  • Al tener el jugo concentrado, incorporará azúcar, maicena (o harina previamente disuelta para evitar los grumos) y leche evaporada.

  • Lleve a fuego moderado y revuelva con una cuchara de madera por 15 minutos hasta que espese. Baje a fuego lento y siga moviendo por cinco minutos.

  • Sirva inmediatamente con queso blanco y leche evaporada encima o coloque en un molde para refrigerar y comer después. 

 

PESADA DE PIÑA

Ingredientes

1 piña mediana

2 tz. de agua

½ tz. de azúcar 

¾ tz. de maicena o harina

½ raspadura (*panela o piloncillo)

½ lata de leche condensada

Preparación 

  • Disuelva la raspadura (*panela o piloncillo) en dos tazas de agua.

  • Pele la piña y córtela en cuadritos.

  • Licue por algunos minutos hasta lograr un jugo cremoso que luego colará. 

  • Añada azúcar, maicena (o harina), el agua de raspadura y cocine a fuego moderado por 20 minutos, revolviendo hasta que espese.

  • Sirva inmediatamente y cubra con queso y leche condensada o refrigere en un molde hasta el día siguiente.  

 

PESADA DE MARACUYÁ 

Ingredientes

6 maracuyás (passion fruit)

4 mazorcas de maíz tierno (elote)

½ tz. de maicena 

4 tz. de agua

¼ tz. de miel 

¾ tz. de azúcar 

1 queso blanco fresco

¼ tz. de leche evaporada o condensada

1 pizca de sal

Preparación 

  • Desgrane el maíz, páselo por la licuadora o el procesador y luego por un colador.

  • Tome los maracuyás y exprima el jugo con la ayuda de una cuchara en un colador.

  • En una olla coloque ambos jugos, miel, azúcar al gusto y una pizca de sal.

  • Revuelva a fuego lento constantemente hasta reducir el líquido y obtener la consistencia deseada.

  • Sirva caliente, agregue queso blanco al gusto y leche evaporada/condensada o refrigere para después. 

-------------

*Una deliciosa pesada de piña preparada para comer fría, tal como la disfruto yo. (La Mega Nota/Yahaira Webber)

Advertisement

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar