El Bueno, La Mala y El Feo
7:00 am-11:00 am Al Aire
Comunidad

Urgen acciones contra “epidemia” de violencia armada

por Hugo Marín (hugo.marin@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Cuando se habla del parque de diversiones Kennywood, usualmente se asocia con alegría y buenos recuerdos. Es un lugar icónico en Pittsburgh que por su legado histórico ha sido reseñado en varios documentales y servido de escenario para películas. 

El lamentable evento que se suscitó aquí el 24 de septiembre de 2022 no solo lacera la imagen del parque, sino que también deja al descubierto cuán vulnerables a la violencia están los niños, jóvenes y la población en general. 

Kennywood se caracteriza –entre muchas cosas– por proveer un espacio seguro para la familia, donde los pequeños pueden jugar libremente. Cuenta con estrictas medidas y protocolos de seguridad, no obstante, aún así los visitantes están expuestos al peligro de los tiroteos.

El consenso general entre personas de pensamiento progresista al igual que de aquellas quienes conocen de cerca la violencia, comprende la imperativa necesidad de modernizar las leyes relacionadas al uso, ventas y portación de armas de fuego. 

Conscientes del problema social que enfrenta la nación, se han hecho múltiples llamados para que políticos electos tomen acción en el asunto, sin embargo, todo esfuerzo ha sido en vano, las masacre a mansalva parecen haberse normalizado como un mal habitual y los gobiernos no están haciendo lo suficiente. 

Uno de los aspectos más preocupantes en este último incidente –el sucedido en Kennywood– es que uno de los gatilleros, ahora en custodia de las autoridades, solo tiene 15 años. 

Al cierre de esta edición, la policía buscaba a un presunto segundo gatillero, quien se prevé era otro adolescente menor de edad. 

En el condado de Allegheny, el número de casos de homicidios entre jóvenes (entiéndase de 11 a 20 años) se duplicó en el año 2021 comparado con los registrados en 2020. Ante estos alarmantes datos, las organizaciones CeaseFirePA y The Greater Pittsburgh Coalition Against Violence, llevaron a cabo una encuesta que fue publicada en agosto. 

Centrando a jóvenes en riesgo, se investigó la “epidemia” de violencia armada en Pittsburgh y el condado. Las estadísticas demostraron que un aumento en los tiroteos era solo la punta del iceberg.

El estudio encuestó a 400 jóvenes que viven en situaciones de riesgo y encontró que el 57% de estos dijo haber perdido a un miembro de su familia a causa de la violencia con armas de fuego, y 46% reveló haber presenciado personalmente un acto violento con armas de fuego. 

El sondeo también encontró que el 86% está preocupado de que la violencia armada impacte directamente a alguien de su familia. 

 

En 2021, el condado de Allegheny registró un total de 28 asesinatos de adolescentes en su jurisdicción. Además de duplicarse la tasa de homicidios de jóvenes, la policía de Pittsburgh reportó un aumento de 25% en los asesinatos desde junio del año pasado hasta el presente. 

El tener armas de fuego es un derecho constitucional estadounidense, garantizado bajo la Segunda Enmienda. Son parte integral de la cultura popular y de muy fácil acceso, estando disponibles para la venta en tiendas por departamentos o de deportes. 

El costo de las municiones es extremadamente barato. El precio regular de una bala 9 milímetros de plomo ronda de entre 21 a 23 centavos cada una, y con la capacidad potencial de terminar con una vida. 

Advertisement

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar